Las primeras semanas son muy importantes para las personas que empiezan a utilizar lentes de contacto. No solo porque sus ojos tienen que adaptarse a sus nuevas lentes –para lo que usted ha invertido tiempo y trabajo en su adaptación– sino porque también tienen que adaptarse a la nueva rutina que supone ponerse las lentes y quitárselas, limpiarlas y mantenerlas.

Seguramente escuchará a menudo que los pacientes abandonan el uso de las lentes de contacto por la incomodidad que les genera. Muchas causas de esa incomodidad pueden tener su origen en una manipulación y limpieza inadecuadas de las lentes o en el incumplimiento del paciente de sus recomendaciones respecto al programa de uso.

Ese es el motivo por el que hemos incluido recursos en nuestro sitio web que ayuden a los pacientes a adaptarse a las lentes y a adoptar una rutina de mantenimiento adecuada y sistemática. Dirija a sus pacientes a la sección de Ayuda para nuevos usuarios de lentes de contacto, donde encontrarán consejos muy fáciles de seguir para ponerse las lentes, limpiarlas y mantenerlas correctamente, además de otras cuestiones que deben vigilar durante los primeros días de uso. También encontrarán guías con ilustraciones paso a paso y vídeos.

Puede descargar y distribuir este recordatorio para que visiten la sección de Ayuda para nuevos usuarios de lentes de contacto cada vez que adapte unas lentes de contacto. Los pacientes podrán colocarlo en el espejo del baño o en la nevera para que no se olviden de esta rutina tan importante. Este recurso es tan solo una parte de nuestra dedicación a ayudarle a cuidar de sus pacientes de la mejor forma posible.