Se expresa como una fracción (p. ej., 20/20) en la que el numerador indica la distancia de la prueba y el denominador indica la distancia a la que la persona con una vista normal puede leer las letras del optotipo.