Su hijo o hija adolescente quiere llevar lentes de contacto. Normal. Muchos lo quieren.

Algunos de ellos están cansados de llevar esas gruesas gafas y quieren tener la libertad que aportan las lentes de contacto o simplemente quieren mejorar su visión en el deporte que practican. Otros simplemente quieren cambiar a un look sin gafas, o probar las lentes de color o de diseños novedosos.

¿Qué debemos tener en cuenta, como padres, en cuanto al uso de lentes de contacto para adolescentes? A continuación incluimos algunas recomendaciones.

Precaución: Lentes de contacto para Halloween

Las lentes de contacto para Halloween o las lentes de color pueden ser muy divertidas, sobre todo para los jóvenes que desean expresar su individualidad. Si su hijo quiere comprarse este tipo de lentes de contacto a través de Internet, tenga en cuenta que puede que no estén homologadas por la FDA si no las compra a través de los canales adecuados.

Las lentes de contacto son productos sanitarios. Utilizar unas lentes de contacto que no hayan sido adaptadas y graduadas por un profesional puede dañar los ojos de su hijo. Consulte a su oculista para obtener más información sobre este tema.

Lentes de contacto desechables para adolescentes

Llevar las lentes de contacto siempre limpias es fundamental para mantener unos ojos sanos. El uso de lentes diarias (lentes de contacto desechables que se tiran al final del día) puede ayudar.

Con las lentes de contacto desechables, el programa de uso es muy fácil de recordar.

Además, las lentes desechables diarias pueden ayudar en caso de alergias, ya que calman los ojos irritados.

Además, estimulan la autoestima, ya que ayudan a los adolescentes a ejercer correctamente su responsabilidad.

Lentes de contacto y deportes: una pareja de éxito

Si su hijo o hija hace algún deporte en el colegio o en una liga, las lentes de contacto pueden facilitarle mucho las cosas, tanto a ellos como a usted.

Olvidarse de la rotura de gafas significa que ya no hay que preocuparse por las posibles lesiones causadas por la rotura ni por las costosas reparaciones o sustituciones.

Ya no sufrirán más la incomodidad de que se les deslicen o se les caigan las gafas mientras practican deporte.

Las lentes de contacto cubren un campo de visión más amplio, mejorando la visión periférica.

Las lentes de contacto también facilitan el uso de gafas de protección.

La conversación inicial: la primera vez que su hijo adolescente usa lentes de contacto

Esto es una gran responsabilidad. Manejar las lentes de contacto correctamente ayuda a mantener los ojos y la visión en el mejor estado posible. Entre algunos de los consejos que debe dar a su hijo o hija:

No compartir las lentes de contacto con nadie

Compartir las lentes de contacto no solo puede dar lugar a infecciones, sino que llevar unas lentes adaptadas a nuestros ojos y nuestra graduación es fundamental para proteger la vista.

Manejar las lentes con cuidado

Las lentes de contacto se pueden rasgar. Nunca debemos ponernos unas lentes de contacto rasgadas, ya que pueden arañarnos los ojos.

Lavarse las manos antes de ponérselas

Los ojos son uno de los puntos más vulnerables de nuestro sistema inmunitario y cualquier germen presente en las lentes de contacto acabará dentro de nuestros ojos.

Indique a su hijo que las lentes de contacto pueden ofrecerle muchas ventajas, pero que también requieren los cuidados de los que hemos hablado.

Nada de lo publicado en este artículo constituye un consejo médico ni pretende sustituir las recomendaciones de un profesional de la medicina. Para preguntas específicas, consulte a su profesional de la visión.

Más artículos

Seleccione nuestros productos