¿Alguna vez se te ha caído una lente de contacto y te la has vuelto a poner tras limpiarla con agua? ¿O tal vez las has guardado en un vaso por haberte olvidado del estuche porta lentes? ¿Y has llevado varios días una lente de 1 día? Aunque el cumplimiento de las instrucciones de uso de las lentes de contacto es relativamente sencillo, muchos incumplen las reglas a pesar del riesgo para sus ojos y su visión.

Todos estos errores aumentan la probabilidad de que las bacterias se adhieran a la lente y provoquen daños en la córnea.

La limpieza y un cuidado adecuado de tus lentes de contacto no tienen que ser complicados y son esenciales para proteger tu vista. Estas son algunas recomendaciones de higiene para tus lentes de contacto:

  • Lávate siempre las manos antes de tocar las lentes.
  • Coloca la lente en la palma de la mano con solución, frótala con el dedo índice y enjuágala a fondo antes de ponerla en remojo durante la noche en un estuche porta lentes limpio.
  • Sustituye el estuche porta lentes cada tres meses o antes. Límpialo entre un uso y otro, y déjalo abierto durante el día para que se seque.
  • No utilices solución salina ni colirios humectantes para desinfectar las lentes de contacto: no están diseñados para ello.
  • Nunca reutilices una solución usada ni transfieras solución de un envase a otro, porque afecta a su esterilidad.
  • Sigue siempre el programa de reemplazo de lentes de contacto recomendado por tu profesional adaptador.
  • Quítate las lentes de contacto antes de nadar.
  • Nunca compres lentes de contacto sin la debida graduación.
  • Visita al profesional adaptador para recoger tus lentes de contacto programadas regularmente y para que te haga una exploración ocular.

Si eres de los que no quiere pensar en el cumplimiento de las instrucciones de uso, piensa en las lentes desechables diarias, por ejemplo MyDay de CooperVision. No necesitarás estuches porta lentes ni solución. Todo lo que tendrás que recordar es ponerte un par nuevo cada día.

Aunque a muchos les puede tentar ignorar las recomendaciones del profesional que adaptó las lentillas, cada cierto tiempo y por pura conveniencia, recuerda que no hay nada que merezca la pena si daña tus ojos.

Nada de lo publicado en este blog constituye un consejo médico ni pretende sustituir las recomendaciones de un profesional de la visión. Para cuestiones específicas, consulta a tu profesional de la visión.

More Blog Posts

Seleccione nuestros productos