Si eres mujer y estás en plena menopausia, puede que no sea el polen lo que irrita tus ojos. De acuerdo con la Society for Women’s Health Research, más de 3 millones de mujeres sufren ojo seco cada año debido a la menopausia. Pero, de acuerdo con una encuesta a mujeres menopáusicas y perimenopáusicas, aunque el 96 % presentaban síntomas de ojo seco, solo un 27 % habían sido diagnosticadas. El ojo seco y las alergias oculares presentan síntomas similares, así que es importante determinar si las alergias están enmascarando un problema mayor.

¿Te pican los ojos?

Las señales más frecuentes de ojo seco son sensación de quemazón, sensación de arenilla en los ojos, enrojecimiento y, a veces, lagrimeo reflejo. Las alergias también pueden causar enrojecimiento y lagrimeo, pero el síntoma principal es el picor. Observa cuándo aumenta la irritación. Si es cuando los niveles de polen son elevados o cuando hay un gato cerca, probablemente sufres alergias.

¿Cuáles son tus síntomas específicos?

Antes de ir al oculista, haz una lista de síntomas detallados para ayudarle con el diagnóstico. Los síntomas pueden ser los siguientes: quemazón, escozor, secreción de moco, sensación de tener algo en el ojo, hinchazón de los párpados o los ojos, sensibilidad a la luz, visión borrosa, enrojecimiento, sensación de arañazo/arenilla, picor, lagrimeo y, por supuesto, sequedad.

¿En qué difieren los tratamientos?

A pesar de sus similitudes, el ojo seco y las alergias oculares tienen distintos tratamientos. El tratamiento para el ojo seco incluye tratar las glándulas, la inflamación subyacente y utilizar lubricantes de lágrima. Los tratamientos de las alergias incluyen antihistamínicos/estabilizadores de mastocitos, lubricantes artificiales, compresas frías y evitación de alérgenos.

Si utilizas lentes de contacto y tienes ojo seco o alergias, es muy importante que uses las lentes adecuadas. Una alternativa sobre la que puedes preguntar al oculista son las lentes de contacto Proclear de CooperVision, que son las únicas lentes de contacto del mercado con autorización de la FDA para exhibir la indicación: «Pueden ofrecer una mayor comodidad a los usuarios de lentes de contacto que sufren molestias leves o síntomas de sequedad durante el uso de lentes de contacto».

Diferenciar entre alergias y posible ojo seco debido a la menopausia puede ser muy difícil, sobre todo si se tienen ambos problemas. Habla con el oculista para informarte más a fondo.

Nada de lo publicado en este blog constituye un consejo médico ni pretende sustituir las recomendaciones de un profesional de la visión. Para cuestiones específicas, consulta a tu profesional de la visión.

Más blog posts