Si trabajas todo el día con un ordenador, seguro que sabes lo cansados que puedes tener los ojos al final del día. Si sufres síntomas tales como tensión ocular, fatiga, dolor de cabeza o incluso visión borrosa, puede que sufras el síndrome de visión del ordenador.

Las quejas de salud de quienes trabajan con ordenador suelen estar relacionadas con la visión. De hecho, los trabajadores con una corrección de la visión que no sea óptima pueden sufrir una reducción de la productividad laboral. Estos trabajadores pueden mejorar sus síntomas con estos diez consejos:

  • Pide una cita con el profesional de la visión: El primer paso para evitar el síndrome de visión del ordenador es que un profesional te haga una exploración ocular. Es una magnífica forma de controlar tu salud visual. Dile si eres usuario en tu jornada laboral de dispositivos electrónicos.
  • Aprende la regla del 20/20/20: Si trabajas con un ordenador de sobremesa, tómate un descanso de 20 segundos cada 20 minutos y enfoca la vista sobre algo que esté a 20 pies (unos 6 metros).
  • Asegúrate de parpadear: Cuando trabajas con el ordenador u otros dispositivos electrónicos, es probable que parpadees menos. Sin embargo, el parpadeo es importante porque mantiene los ojos humectados y previene el ojo seco. No olvides parpadear cuando utilizas dispositivos electrónicos.
  • Tómate pequeños descansos: La mayoría de las personas solo se toman dos descansos de 15 minutos a lo largo del día de trabajo, pero cuando trabajas con dispositivos electrónicos como los ordenadores, unos descansos más cortos y más frecuentes darán un respiro a tus ojos. También es bueno que te levantes, te estires y camines un poco.
  • Coloca el monitor: De acuerdo con la American Optometric Association (AOA por sus siglas en inglés), a la mayoría de las personas les resulta más fácil ver la pantalla del ordenador con un cierto ángulo hacia abajo. La AOA recomienda que la pantalla del ordenador esté 15 o 20 grados (unos 10-12 cm) por debajo del nivel de los ojos con respecto al centro de la pantalla, y a unos 50-70 cm de distancia.
  • Examina las fuentes de luz: Coloca la pantalla del ordenador fuera del alcance de las luces fluorescentes para evitar deslumbramientos. También puedes evitar deslumbramientos por la luz exterior utilizando cortinas. Utiliza lámparas de pie en lugar de iluminación de techo para reducir deslumbramientos.
  • Ajusta la configuración de la pantalla del ordenador: Ajustar la configuración de la pantalla del monitor te ayudará a no forzar los ojos. Ajusta el brillo para que corresponda a la luz que te rodea. Si la pantalla parece una fuente de luz, tiene demasiado brillo. Si está apagada o gris, tiene demasiado poco. También son importantes el contraste y el tamaño del texto. Normalmente, para los ojos es más fácil ver letras oscuras contra un fondo claro.
  • Comprueba la silla: Ajustar la silla también puede ayudar a evitar que los ojos se cansen demasiado. Las sillas deben tener un acolchado cómodo y adaptarse a tu cuerpo. Los pies deben descansar planos en el suelo, por lo que es posible que debas comprobar la altura de la silla. Comprueba también los reposabrazos para asegurarte de que puedes apoyar los brazos mientras escribes.
  • Consigue un atril: Si necesitas trabajar con materiales de referencia, búscate un atril que pueda inclinarse y mostrar el material en ángulo frente a la pantalla del ordenador. Lo ideal es colocarlo debajo del monitor pero por encima del teclado.
  • Pregunta por las gafas protectoras: Tu profesional puede prescribirte gafas para ordenador que te ayudarán a evitar la tensión ocular.

Esperamos que estos consejos te resulten útiles pero si crees que estás sufriendo el síndrome de visión del ordenador, asegúrate de visitar a un profesional de la salud visual. Puedes buscar el centro óptico más cercano pinchando aquí.

Nada de lo publicado en este blog constituye un consejo médico ni pretende sustituir las recomendaciones de un profesional de la visión. Para cuestiones específicas, consulta a tu profesional de la visión.

Más blog posts